QUÉ ES UN DISPOSITIVO SAI

Comparte

El factor más importante en el funcionamiento de cualquier dispositivo informático o electrónico es sin duda la conexión eléctrica. Una mala instalación eléctrica, una sobrecarga o cualquier problema de esta índole en el sistema eléctrico puede causar desde pequeños daños en nuestros dispositivos hasta desperfectos fatales que acaben con nuestros carísimos equipos en la basura, o lo que es peor, con nuestros irreemplazables datos destruidos.

Pero hay una solución para evitar que esto suceda, incorporar un SAI a nuestros equipos que sirva de cortafuegos.

Un ejemplo; si tenemos un servidor NAS en funcionamiento 24/7 si le añadimos un dispositivo SAI evitaremos que ante un apagón eléctrico el Servidor NAS se deje de funcionar, mientras el SAI tenga batería; o que se dañe en caso de sobre-voltaje.

¿Qué es un SAI?

SAI (sistema de alimentación ininterrumpida) también conocido por sus sigas en inglés UPS (uninterruptible power supply) es un dispositivo que permite que un equipo siga funcionando durante al menos un breve período de tiempo cuando se pierde la fuente de alimentación principal. Los dispositivos SAI también tienen la ventaja de que protegen nuestros equipos contra subidas de tensión sostenidas por encima del 110% o bajadas de tensión de hasta el 85% , picos de tensión puntuales o el ruido eléctrico.

Los dispositivos SAI están provistos una batería que entra en funcionamiento cuando el dispositivo detecta una pérdida de energía de la fuente primaria.

¿Cómo funciona un SAI?

Un dispositivo SAI funciona como un bypass que deja pasar la electricidad al equipo, pero en caso de problemas en el suministro, desconecta ese mismo bypass y alimenta el equipo con una batería que tiene incorporada.

Los dispositivos SAI convierten la corriente alterna entrante en corriente continua a través de un conversor para alimentar su batería, y la vuelve a convertir en alterna con un inversor. Las baterías almacenan energía y sólo entran a jugar en caso de una fallo en el suministro.

Si en ese momento estás trabajando con tu equipo el SAI te avisará de la pérdida de energía,y tendrás tiempo para guardar lo que necesites y salir antes de que se agote la batería del SAI,básicamente tendrás una vida extra si se va la corriente.

Cuando se agota toda la energía del SAI o no se apagó el equipo correctamente antes, se borra cualquier dato en la memoria de acceso aleatorio ( RAM ), como si fuera un apagado forzado, pero sin mayores consecuencias.

Si el problema en la red eléctrica es por una sobrecarga de energía, el SAI intercepta la sobre-tensión y así evitar daños en el equipo.

Tipos de dispositivos SAI

SAI interactivo o de voltaje independiente (VI) 

Los SAI de voltaje independiente (VI) tienen un voltaje de salida controlado usando la misma frecuencia tanto en entrada como en salida.

Cuando falla la energía entrante, o el voltaje se sale de rango, el bypass se desconecta rápidamente de la entrada y la batería acciona el inversor. Cuando se restablece la alimentación de entrada, el bypass vuelve a conectar la entrada, recarga las baterías y mantiene constante el voltaje de salida. Es el dispositivo SAI más extendido y el que más se vende y utiliza para PCs.

SAI Standby o de voltaje y frecuencia dependiente (VFD)

El SAI (VFD), es similar en términos operativos al VI ,a veces, se le llama erróneamente interactivo en línea pero tiene una diferencia importante con respeto a estos mismos, En los sistemas VFD convencionales, el inversor está apagado, por lo que puede tardar entre 10 y 12 mili segundos en comenzar a generar energía. Esta diferencia de tiempo puede bloquear los servidores, lo que hace que los SAI VFD sean ineficaces para instalar en data centers o bancos de servidores.

El bypass normalmente está activado, al igual que con VI, por lo que el equipo funciona directamente desde la red . Dado que el inversor no funciona hasta que falla la energía, no hay control de voltaje ni energía consumida, lo que permite que los fabricantes los cataloguen con eficiencias energéticas de hasta el 99%.Es el más básico y económico.

Dispositivo SAI de doble conversión, online o voltaje y frecuencia independiente (VFI):

En Los sistemas SAI VFI, también llamados Online o de doble conversión, la corriente alterna entrante se convierte a corriente continua para mantener las baterías cargadas y accionar el inversor. Cuando falla la energía, las baterías accionan el inversor, para que este alimente el equipo. Cuando se restablece la energía, el conversor vuelve a suministrar corriente continua al inversor y, al mismo tiempo, recarga las baterías.

En estos dispositivos el inversor funciona a tiempo completo.

Son los dispositivos SAI más complejos y caros, utilizados para proteger los equipos más sensibles o imprescindibles, como servidores 24/7.

Consiguen aislar totalmente a los equipos del suministro eléctrico al que están conectados, dotando a estos mismos equipos de una energía filtrada, dando la máxima seguridad posible.

En términos energéticos no son los más eficaces puesto que cada conversión de energía provoca una pérdida, pero esta energía desperdiciada se puede considerar el precio a pagar para obtener la máxima seguridad.

¿Qué dispositivo SAI necesito?

Con todos los datos expuestos hasta ahora ya podemos hacernos una idea del tipo de dispositivo SAI que necesitamos, y se puede resumir muy básicamente de la siguiente manera:

Si lo que quiero es proteger mi PC o algún equipo doméstico, que no sea muy imprescindible, un SAI standby puede ser un pequeño seguro para protegerlos, pero personalmente no los recomiendo, la diferencia de precio con los SAI interactivo no es muy grande y estos últimos son más seguros.

Por tanto, los SAI interactivo son los más recomendables, tanto para un uso doméstico ,como para pequeñas empresas u oficinas.

Si disponemos de equipos o datos muy sensibles a los que tengamos que dar la máxima protección, escoger un SAI Online es lo más sabio, es un gasto mayor, pero la seguridad ante este tipo de problemas sera total.

Una vez que tenemos claro que tipo de SAI necesitamos lo siguiente es tener en cuenta es el factor e potencia del dispositivo SAI.

Tenemos que ver el consumo de los equipos donde estará incorporado el dispositivo SAI, y siempre escoger uno que esté un poco por encima de esa cifra,entre un 15% o un 20%.

Esto es debido a que hay que tener en cuenta la pérdida de potencia del propio dispositivo SAI a la hora de las distintas conversiones internas.

Por ejemplo; si vamos a conectar el dispositivo SAI a un PC con una potencia de 350w, nuestro SAI podría ser uno de 400w.

En las especificaciones de un SAI, el factor de potencia puede venir representado en Voltio-amperios (VA), este término se refiere a la ” potencia aparente” del equipo, y es el producto de la tensión aplicada y la corriente que por él circula.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 5)

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *